×
Búsqueda avanzada
Disponible
Precio
-

Cuentas

Filters

Hay 155 productos.

Mostrando 1-36 de 155 artículo(s)
  • Precio 36,00 €
    MD0316-320

    Fantástico conjunto de cuatro antiguas cuentas islámicas de vidrio realizadas mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Presentan una maravillosa decoración con relieve en forma de espiral y de la denominada comúnmente como de “pluma” (feather) en un atractivo color amarillo (tres de ellas) y blanquecino (lattimo) la cuarta. Llenas de carácter y en un magnífico estado si tenemos en cuenta su antigüedad.

     

    La mayor de las cuentas mide aproximadamente 15mm de largo por 9mm de diámetro.

     

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

     

    La técnica de fabricación de cuentas “a la llama”, o más comúnmente referida como “lamp work”, es una de las principales técnicas de trabajo del vidrio. Las cuentas realizadas empleando esta técnica se fabricaban utilizando varas de vidrio que eran calentadas hasta temperaturas en torno a los 1000 ºC, mediante el uso antiguamente de lámparas alimentadas por aceite o sebo y hoy en día por sopletes, que eran enrolladas a una vara de acero cubierta de un material refractario que evitaba que el vidrio fundido se pegara al metal. Las cuentas así obtenidas podían ser decoradas posteriormente utilizando la misma técnica de lamp work mediante la aplicación en su superficie de secciones de varas de vidrio de diferentes colores para formar intrincados y multicolores patrones en una casi infinita variedad de diseños que hacía de cada cuenta un ejemplo único.

     

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • 5 cuentas vidrio islamicas
    • Vendido

    Peso: 6 gr

    Unidades: 5

    Precio 15,00 €
    BC1215-660

    Cinco auténticas cuentas antiguas de vidrio de época islámica (SXVIII - SXII). Tres de ellas de motivo en espiral, dos cuentas de ojo. Impresionante pátina debida a siglos de contacto con la tierra, incluso una de ellas con resto de iridiscencia. 

     

    La cuenta central mide 20mm de largo por 8mm de diámetro.

     

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 8 cuentas vidrio holandesas...
    • Vendido

    Largo: 9 cm

    Peso: 16 gr

    Unidades: 9

    Precio 39,00 €
    BC1215-659

    Precioso conjunto de ocho cuentas antiguas de vidrio translucido monocromas facetadas y una cuenta azul oval de época islámica. Siete de ellas habrían sido producidas en el SXVIII en la ciudad de Amsterdam con el fin de imitar el cristal de roca y otras piedras preciosas muy cotizadas en el comercio con las colonias africanas y americanas. La cuenta roja con núcleo blanco podría ser veneciana. Y la azul es sin duda más antigua, muy parecidas a ésta han sido halladas en excavaciones en fortalezas de la época bizantina en Albania. Preciosa gama de colores.

     

    La cuenta central oval mide 16x11x7mm

     

    La industria de manufactura de cuentas de vidrio en Holanda parece tener una corta pero intensa historia. Desde el SXVI se produjeron en la ciudad de Amsterdam ingentes cantidades de cuentas de vidrio gracias a la incorporación de maestros vidrieros venecianos que trajeron las técnicas y herramientas necesarias para abastecer a los comerciantes holandeses en el incipiente comercio con las colonias en África, Asia y el Nuevo Mundo.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 18 cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 19 cm

    Peso: 40 gr

    Unidades: 33

    Precio 65,00 €
    BC1215-658

    Encantadora selección de dieciocho cuentas de trueque venecianas variadas de un periodo comprendido entre finales del SXVIII y principios del SXX. Entre las que destacan tres chevrones y diez de las llamadas “end of the day”.

     

    La cuenta central mide 14mm de diametro.

     

    Las cuentas llamadas “End of the Day” (literalmente, “fin de jornada”) eran creadas por los artesanos al finalizar su jornada diaria utilizando los sobrantes de la cuentas que había fabricado ese día. El resultado no puede ser más pop.

     

    Las cuentas de trueque chevron son, sin lugar a dudas, las primeras de origen europeo que se utilizaron en el comercio en África, tan pronto como en el siglo XV. Presentan una muy característica decoración estrellada o en forma de “rosetas” que se obtiene empleando un molde con dicha forma en el que se van superponiendo diferentes capas. De esta forma se obtiene una vara que, una vez enfriada, se corta en secciones que, a su vez, se pulen de forma que se se pueden apreciar en sus extremos, y en ocasiones en su superficies, las distintas capas “estrelladas”. Las primeras que se fabricaron lo fueron en la isla veneciana de Murano por el taller Barovier. Los ejemplos más raros suelen alcanzar precios muy altos y muy frecuentemente son descritas por el número de capas que presentan.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 33 cuentas vidrio veneciano...
    • Vendido

    Largo: 33 cm

    Peso: 61 gr

    Unidades: 33

    Precio 95,00 €
    BC1215-657

    El modelo de estas treinta y tres cuentas de trueque venecianas de vidrio se encuentra sin duda entre las cuentas que alcanzaron una mayor popularidad en el comercio en el África Occidental. Se realizaron en los talleres venecianos desde mediados del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Su característica decoración a base de ojos blancos sobre fondo negro, si bien existen otras combinaciones, hace que se las catalogue entre las denominadas cuentas de “ojo” (eye beads). En el comercio africano solían ser referidas como  “black and white skunk”, literalmente, mofeta o zorrillo. En España se las conoce como “morunas” y se empleaban con cierta frecuencias en las collaradas y aderezos tradicionales de la la joyería charra salmantina.

     

    Tamaño de la cuenta más grande 12mm de largo y 14mm de diámetro.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

     

    Las cuentas de vidrio de “ojo” o “eye beads” tienen como característica su decoración con motivos circulares que recuerdan a ojos y que se realiza utilizando las técnicas “a la llama” (lamp work), mosaico o mediante inserciones (inset) practicadas en la superficie de la cuenta. Entre los mejores ejemplos de este tipo de cuentas se hallan las de cuentas islámicas con este motivo decorativo, principalmente en tonos azules y verdes, así como las cuentas venecianas con este motivo (skunk). La decoración puede ser un único ojo o varios distribuidos sobre la superficie de la cuenta. Los ojos pueden, a su vez, ser simples o concéntricos empleando varios tonos. En ocasiones esta decoración se combina con otras a base de trazos lineales, en zig-zag, florales, etc. Las cuentas de ojo han sido muy apreciadas durante siglos, y de hecho aún lo son, en las comunidades islámicas y africanas al considerarse poderosos amuletos contra el mal de ojo y atribuírseles importantes propiedades profilácticas y mágicas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • cuentas plata mauritanas...
    • Vendido

    Peso: 11,4 gr

    Diametro: 17 mm

    Unidades: 3

    Precio 85,00 €
    BC0417-051

    Tres fantásticas, cotizadísimas y muy buscadas cuentas antiguas de plata mauritanas (agrabb al-fadda). Estas cuentas son huecas y están hechas a base de soldar finas capas de plata martilladas (martelé) y en este caso además incorporan una bonita filigrana a base de cordón de plata. Principios del SXX.

     

    La cuenta central mide 17mm de diametro y las laterales 28mm de largo

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • Cuentas antiguas mauritanas...
    • Vendido

    Largo: 9 cm

    Peso: 7,3 gr

    Diametro: 9 - 5 mm

    Unidades: 13

    Precio 90,00 €
    BC0417-049

    Trece magnificas cuentas antiguas de plata con restos de baño dorado. Presentan un intrincado trabajo de granulación y filigrana muy característico de los hábiles orfebres mauritanos. Muy raras de encontrar sobre todo en buen estado. Preciosa pátina. Principios de SXX o anteriores.

     

    La cuenta mayor mide 9mm de diámetro y la menor 5mm.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • cuentas plata baño dorado

    Largo: 33 cm

    Peso: 36,5 gr

    Diametro: 5 - 7 mm

    Unidades: 102

    Precio 270,00 €
    BC0417-048

    Originalísimo conjunto vintage de ciento dos cuentas de plata con baño dorado procedentes de las hábiles manos de un orfebre Mauritano. ¡Únicas!

     

    Diametro entre 5 y 7 mm

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • cuentas plata baño dorado

    Largo: 22 mm

    Peso: 3,7 gr

    Diametro: 8 mm

    Unidades: 3

    Precio 39,00 €
    BC0417-047

    Tres magnificas cuentas bicónicas de plata con baño dorado vintage formadas por cordón de filigrana procedentes de Mauritania. ¡Muy orinales!

     

    Miden aproximadamente 22m de largo por 8mm de diametro

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • cuentas plata baño dorado

    Largo: 23 mm

    Ancho: 11 mm

    Alto: 6 mm

    Peso: 6,7 gr

    Unidades: 4

    Precio 66,00 €
    BC0417-046

    Cuatro preciosas cuentas vintage de forma bicónica tabular de plata dorada con decoración granulada y filigrana. ¡Muy originales!

     

    Medidas 23x11x6mm

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • collar cuentas plata baño...

    Largo: 20 cm

    Peso: 32 gr

    Precio 350,00 €
    BC0417-043

    Espectacular collar de cuentas de plata con baño dorado. Destaca la característica e intrincada decoración granulada y de filigrana de los maestros mauritanos. Segunda mitad del SXX.

     

    La cuenta central mide 17mm de diametro y la más pequeña 7mm.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • Sarta cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 43 cm

    Peso: 189 gr

    Unidades: 62

    Precio 135,00 €
    BC0417-041

    Espectacular sarta de cuentas de vidrio de las llamadas “moon beads” por el bonito reflejo opalescente que producen al trasluz. Se encuentran entre las cuentas de trueque producidas en Holanda en el SXVIII y que alcanzaron mucha popularidad entre los Dogón en Malí y asimismo en Etiopía.

     

    La industria de manufactura de cuentas de vidrio en Holanda parece tener una corta pero intensa historia. Desde el SXVI se produjeron en la ciudad de Amsterdam ingentes cantidades de cuentas de vidrio gracias a la incorporación de maestros vidrieros venecianos que trajeron las técnicas y herramientas necesarias para abastecer a los comerciantes holandeses en el incipiente comercio con las colonias en África, Asia y el Nuevo Mundo.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • collar Maure cuentas de...
    • Vendido

    Largo: 26 cm

    Peso: 67 gr

    Precio 105,00 €
    BC0417-040

    Original collar mauritano de cuentas de vidrio, piedra y resina. La fascinación por las cuentas tiene en Mauritania uno de sus principales mercados, y como muestra, este colorido collar compuesto por una selección de diferentes cuentas de trueque de vidrio de fabricación veneciana y de bohemia, destacando cuatro pequeños chevrones, las cuatro más grandes romboidales de resina fenólica “faux ambar”, y el colgante central triangular probablemente una imitación checa en vidrio de las ágatas de Idar-Oberstein.

     

    El colgante central triangular mide 26x27mm

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • Cuentas Ambar fenólico...
    • Vendido

    Largo: 25 cm

    Peso: 135 gr

    Unidades: 19

    Precio 149,00 €
    BC0417-035

    Magnifico conjunto de 19 cuentas de resina fenólica, baquelita o catalin, comúnmente conocidas como “faux ambar” o “african amber”. Fueron muy populares en los años 20 y 30 hasta que con la llegada de la II Guerra Mundial dejaron de fabricarse y en parte por eso hoy son tan escasas y apreciadas. En el norte y oeste de África se emplearon como sustituto del ámbar o copal en sus collaradas tradicionales. Bonita gama de colores ocres y rojo. Destacan las doce cuentas de disco facetadas manualmente.

     

    La gran cuenta central mide 47mm de diametro y 26mm de ancho. El disco rojo mide 19 x 9mm.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 9 cuentas de trueque vidrio...
    • Vendido

    Largo: 15 cm

    Peso: 85 gr

    Unidades: 9

    Precio 45,00 €
    BC0417-032

    Precioso conjunto de nueve cuentas de trueque de vidrio blanco opaco fabricadas en Holanda en el SXVIII. Conocidas como “Dutch Dogon” por ser muy apreciadas por esta tribu de Mali que las consideraba favorecedoras de la fertilidad por asemejarse a un huevo. 

     

    La cuenta central mide 24x24mm.

     

    Las cuentas de trueque de vidrio de gran tamaño comúnmente conocidas como Dutch Dogon llegaron a alcanzar gran popularidad en el comercio de trueque en Mali entre la etnia Dogón. Los primeros ejemplares se cree que pueden datar del siglo XVII. Normalmente son de color azul si bien en ocasiones pueden encontrarse igualmente blancas, marrones o negras.

     

    La industria de manufactura de cuentas de vidrio en Holanda parece tener una corta pero intensa historia. Desde el SXVI se produjeron en la ciudad de Amsterdam ingentes cantidades de cuentas de vidrio gracias a la incorporación de maestros vidrieros venecianos que trajeron las técnicas y herramientas necesarias para abastecer a los comerciantes holandeses en el incipiente comercio con las colonias en África, Asia y el Nuevo Mundo.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

     

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 14 cuentas vidrio islámicas...
    • Vendido

    Largo: 15 cm

    Peso: 35 gr

    Unidades: 14

    Precio 75,00 €
    BC0417-031

    Magnífico conjunto de catorce cuentas islámicas de vidrio de época medieval, de ojo y simples. Translúcidas, en una preciosa gama de azules que va desde el desde el azul casi negro hasta el aguamarina y realizadas mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Alguna de ellas, además de la característica decoración de “ojos” que les da el nombre presentan decoración a bandas. Presentan buen estado de conservación (salvo tres de ellas) a pesar de siglos en contacto con la tierra lo que ha producido cierta calcificación en alguna de ellas y les ha dado una maravillosa pátina e iridiscencia. Encontradas en Mali de la región al sur del río Niger entre Mopti y Gao.

     

    La pieza mayor tiene un diámetro de 15mm mientras que el de la más pequeña es de 11mm.

     

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

     

    Las cuentas de vidrio de “ojo” o “eye beads” tienen como característica su decoración con motivos circulares que recuerdan a ojos y que se realiza utilizando las técnicas “a la llama” (lamp work), mosaico o mediante inserciones (inset) practicadas en la superficie de la cuenta. Entre los mejores ejemplos de este tipo de cuentas se hallan las de cuentas islámicas con este motivo decorativo, principalmente en tonos azules y verdes, así como las cuentas venecianas con este motivo (skunk). La decoración puede ser un único ojo o varios distribuidos sobre la superficie de la cuenta. Los ojos pueden, a su vez, ser simples o concéntricos empleando varios tonos. En ocasiones esta decoración se combina con otras a base de trazos lineales, en zig-zag, florales, etc. Las cuentas de ojo han sido muy apreciadas durante siglos, y de hecho aún lo son, en las comunidades islámicas y africanas al considerarse poderosos amuletos contra el mal de ojo y atribuírseles importantes propiedades profilácticas y mágicas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 9 cuentas vidrio holandesas...
    • Vendido

    Peso: 16 gr

    Unidades: 9

    Precio 45,00 €
    BC0417-030

    Precioso conjunto de nueve cuentas antiguas de vidrio translucido monocromas facetadas. Habrían sido producidas en el SXVIII en la ciudad de Amsterdam con el fin de imitar el cristal de roca y otras piedras preciosas muy cotizadas en el comercio con las colonias africanas y americanas. Destaca la cuenta roja con núcleo blanco que podría ser veneciana. Preciosa gama de colores malva.

     

    La industria de manufactura de cuentas de vidrio en Holanda parece tener una corta pero intensa historia. Desde el SXVI se produjeron en la ciudad de Amsterdam ingentes cantidades de cuentas de vidrio gracias a la incorporación de maestros vidrieros venecianos que trajeron las técnicas y herramientas necesarias para abastecer a los comerciantes holandeses en el incipiente comercio con las colonias en África, Asia y el Nuevo Mundo.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • cuenta de fayenza turquesa...
    • Vendido

    Largo: 15 mm

    Peso: 5 gr

    Diametro: 20 mm

    Unidades: 1

    Precio 30,00 €
    BC0417-029

    Preciosa cuenta antigua de fayenza turquesa encontrada en la ribera del rio Niger entre las ciudades de Gao y Tumbuctú. Su origen más probable es Persia o Egipto, y habría llegado a través de la ruta caravanera transahariana en la época de la expansión del Islam. Entre los siglos X y XII.

     

    Se denomina fayenza, en arqueología, a las piezas de cierto material cerámico de acabado exterior vítreo, muy utilizado en el Antiguo Egipto para la elaboración de pequeñas estatuas, amuletos, y otros motivos decorativos. El origen del nombre, sin embargo es italiano («faienza», la antigua "Faventia"), referido a la ciudad homónima, famosa por sus mayólicas de esmalte blanco decorado con elegancia y sobriedad. En los manuales de arte y arqueología es sinónimo de mayólica.

     

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 5 cuentas vidrio Azul Dogón
    • Vendido

    Peso: 26 gr

    Unidades: 5

    Precio 30,00 €
    BC0417-027

    Cinco bonitas cuentas de vidrio antiguas fabricadas en Europa en el SXVIII y llevadas a África Occidental para el trueque comercial. Todas ellas probablemente Holandesas salvo la facetada que sería de fabricación Checa (Bohemia) y popularmente conocida como Russian Blue. Estas cuentas azules son muy del gusto del pueblo Dogón de Mali dónde se encuentran entre las más preciadas, debido en parte a los poderes atribuidos a este color por esta cultura.

     

    La cuenta central mide 16mm de largo y 20mm de diametro.

     

    Estas antiguas cuentas de trueque de vidrio de gran tamaño son comúnmente conocidas como Dutch Dogon. El nombre les viene del hecho de que eran fabricadas en Holanda y llegarían a alcanzar gran popularidad en el comercio de trueque en Mali entre la etnia Dogón. Los primeros ejemplares se cree que pueden datar del siglo XVII. Normalmente son de color azul si bien en ocasiones pueden encontrarse igualmente blancas, marrones o negras.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 7 cuentas islámicas vidrio...
    • Vendido

    Largo: 11 cm

    Peso: 18 gr

    Unidades: 7

    Precio 45,00 €
    BC0417-026

    Bonito conjunto de siete cuentas de vidrio islámicas de época medieval. Translucidas en una preciosa gama de azules. En muy buen estado de conservación a pesar de siglos de contacto con la tierra. Encontradas en Mali en la región al sur del río Níger entre las ciudades de Mopti y Gao. Tres de ellas presentan una forma esférica y las cuatro restantes son ovaladas. Muy parecidas a éstas últimas han sido halladas en excavaciones en fortalezas de la época bizantina en Albania. Lo que situaría su edad en torno al 

     

    La pieza central tiene un diámetro de 14mm y la más larga mide 19mm.

     

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • Cuenta de trueque veneciana...
    • Vendido

    Largo: 26 mm

    Peso: 15 gr

    Diametro: 19 mm

    Unidades: 1

    Precio 59,00 €
    BC0417-024

    Fantástica cuenta roseta o chevron de 6 capas fabricada en Venecia a principios del SXIX.

     

    Muy apreciadas por los habitantes del Sahara por sus supuestas propiedades mágicas, éstos nunca se desharían de ellas pasando de generación en generación e incluso siendo partidas para repartir en las herencias. Ésta cuenta en particular se conserva en bastante buen estado afortunadamente.

     

    Las cuentas de trueque chevron son, sin lugar a dudas, las primeras de origen europeo que se utilizaron en el comercio en África, tan pronto como en el siglo XV. Presentan una muy característica decoración estrellada o en forma de “rosetas” que se obtiene empleando un molde con dicha forma en el que se van superponiendo diferentes capas. De esta forma se obtiene una vara que, una vez enfriada, se corta en secciones que, a su vez, se pulen de forma que se se pueden apreciar en sus extremos, y en ocasiones en su superficies, las distintas capas “estrelladas”. Las primeras que se fabricaron lo fueron en la isla veneciana de Murano por el taller Barovier. Los ejemplos más raros suelen alcanzar precios muy altos y muy frecuentemente son descritas por el número de capas que presentan.

    Usamos el términos “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 5 Cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 56 mm

    Peso: 14 gr

    Unidades: 5

    Precio 59,00 €
    BC0417-023

    Simplemente fascinantes. Así son estas cinco cuentas de trueque venecianas de la primera mitad del siglo XIX mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Su decoración floral, que les da el nombre, se distribuye en una cautivadora combinación de alegres colores. Dos de ellas sobre un cuerpo de vidrio negro, una sobre verde botella, otra con aventurina y la central sobre vidrio translucido. Muy escasas y raras de encontrar.

     

    Medidas aproximadas (cuenta central): largo: 12mm, diámetro: 13mm.

     

    Las cuentas de trueque venecianas fiorate o fiorà son cuentas de vidrio, usualmente redondas u ovales, cuya principal característica es la atractiva y colorida decoración floral que presentan y que fueron utilizadas durante siglos en el comercio de trueque en África. Elaboradas principalmente empleando la técnica “a la llama” (lamp work) muestran una exuberante decoración donde los colores se superponen para formar atractivos y multicolores motivos decorativos florales y vegetales que se distribuyen sobre la superficie de la cuenta en forma de pluma (feather), de lazadas que recuerdan pajaritas (bow tie), ramilletes, puntos (dotted) en espiral (entre ellas, las famosas Lewis & Clark en referencia a los dos exploradores que las utilizaron por primera vez en el comercio con las tribus locales en su expedición que, en los primeros años del siglo XIX les llevó de la costa este a la oeste de los Estados Unidos), decoración lineal, de filigrana, etc. Fueron producidas principalmente desde principios del siglo XIX.

    Usamos el términos “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

     

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 7 Cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 8 cm

    Peso: 15 gr

    Unidades: 7

    Precio 42,00 €
    BC0417-022

    El modelo de estas cuentas de trueque venecianas de vidrio se encuentra sin duda entre las cuentas que alcanzaron una mayor popularidad en el comercio en el África Occidental. Se realizaron en los talleres venecianos desde mediados del siglo XIX hasta el primer tercio del siglo XX mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Su característica decoración a base de ojos blancos sobre fondo negro, si bien existen otras combinaciones, hace que se las catalogue entre las denominadas cuentas de “ojo” (eye beads). En el comercio africano solían ser referidas como  “black and white skunk”, literalmente, mofeta o zorrillo. En España se las conoce como “morunas” y se empleaban con cierta frecuencias en las composiciones y aderezos tradicionales de la la joyería charra salmantina.

     

    El diámetro medio es Ø12mm.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    Las cuentas de vidrio de “ojo” o “eye beads” tienen como característica su decoración con motivos circulares que recuerdan a ojos y que se realiza utilizando las técnicas “a la llama” (lamp work), mosaico o mediante inserciones (inset) practicadas en la superficie de la cuenta. Entre los mejores ejemplos de este tipo de cuentas se hallan las de cuentas islámicas con este motivo decorativo, principalmente en tonos azules y verdes, así como las cuentas venecianas con este motivo (skunk). La decoración puede ser un único ojo o varios distribuidos sobre la superficie de la cuenta. Los ojos pueden, a su vez, ser simples o concéntricos empleando varios tonos. En ocasiones esta decoración se combina con otras a base de trazos lineales, en zig-zag, florales, etc. Las cuentas de ojo han sido muy apreciadas durante siglos, y de hecho aún lo son, en las comunidades islámicas y africanas al considerarse poderosos amuletos contra el mal de ojo y atribuírseles importantes propiedades profilácticas y mágicas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 25 antiguas cuentas de...
    • Vendido

    Largo: 26 cm

    Peso: 29 gr

    Unidades: 25

    Precio 75,00 €
    BC0417-021

    Fantástico set de veinticinco cuentas de vidrio antiguas. Esta lograda selección combina diferentes tipos de cuentas de trueque venecianas y europeas entre las que encontramos prácticamente una de cada tipo; de ojo, espiral, pluma, fiorà, etc.. del SXIX y SXX

    La cuenta mayor mide 19mm de largo y 10 de diametro

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 17 antiguas cuentas de...
    • Vendido

    Largo: 21 cm

    Peso: 37 gr

    Unidades: 17

    Precio 95,00 €
    BC1215-656

    Fantástico set de diecisiete cuentas de vidrio antiguas. Esta lograda selección combina diferentes tipos de cuentas de trueque venecianas y tres pequeñas cuentas islámicas, la central y las de los los extremos. Entre las venecianas encontramos prácticamente una de cada tipo; de ojo, espiral, pluma, fioré, Lewis & Clark, con aventurina, etc..

    Entre las islámicas destaca la cuenta “de ojo” central con una bella pátina de iridiscencia debido a siglos de contacto con la tierra. Otra de tres caras, a la izquierda de la imagen, y por último a la derecha de la imagen, otra con preciosas lineas de “pluma”

     

    La cuenta mayor mide 26mm de largo y 11 de diametro

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    Al referirnos a las cuentas islámicas nos adherimos a la descripción que en la revista “Ornament Magazine” hace de ellas el conocido experto mundial en la materia Robert K. Liu: “El término cuentas islámicas de época de vidrio se usa, de manera similar al de cuentas romanas de época, para clasificar grupos de ornamentos provenientes de áreas geográficas y periodos específicos, con características reconocibles tales como técnicas y motivos. En el caso de las cuentas islámicas de vidrio nos referimos como tales a las que se originaron en Oriente Medio y florecieron principalmente entre los siglos VII and XII. Sus diseños presentan una amplia mezcla de técnicas y estilos: millefiori/mosaico (incluidas cuentas planas de mosaico perforadas), con decoración a base de líneas, filigrana, estriadas, varas fundidas, segmentadas/sopladas, plegadas (una innovación islámica, Holland and Holland 2006) y aquéllas en forma de amuletos, cuentas en forma de caja con aros.” Las cuentas islámicas viajaron desde sus centros de producción en Próximo y Oriente Medio junto con la expansión del Islam al norte de África, sur de Europa (España), India y Extremo Oriente e incluso a zonas más allá de los límites de expansión del Islam como el norte de Europa. Incluso llegaron a amplias zonas del África Subsahariana tales como los antiguos reinos de Malí donde fueron extremadamente codiciadas y valoradas como símbolos de estatus y desempeñaron un importante papel en las ceremonias de la comunidad tales como ritos funerarios, de iniciación o como parte de ajuares.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 9 Cuentas de trueque...

    Largo: 97 mm

    Peso: 21 gr

    Diametro: 15 mm

    Unidades: 9

    Precio 80,00 €
    BC1215-655

    Fantástico conjunto de nueve cuentas de trueque venecianas realizadas mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work) comúnmente denominadas “Blue skunk”, literalmente, “zorrillo azul” y que se encuentran entre las más raras y antiguas de su clase al haberse empezado a fabricar muy a principios del siglo XIX.  Su característica decoración a base de ojos o lunares hace que se las catalogue entre las denominadas cuentas de “ojo” (eye beads). Estas cuentas en particular son especialmente valoradas por la dificultad que entrañaba su fabricación al requerir una gran destreza decorar cada uno de los “ojos” de color blanco con otro en relieve de color azul claro traslúcido que, además, hacía estas cuentas especialmente delicadas.

    Tamaño de la cuenta más grande: 13mm (largo) y 15mm (diámetro).

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    Las cuentas de vidrio de “ojo” o “eye beads” tienen como característica su decoración con motivos circulares que recuerdan a ojos y que se realiza utilizando las técnicas “a la llama” (lamp work), mosaico o mediante inserciones (inset) practicadas en la superficie de la cuenta. Entre los mejores ejemplos de este tipo de cuentas se hallan las de cuentas islámicas con este motivo decorativo, principalmente en tonos azules y verdes, así como las cuentas venecianas con este motivo (skunk). La decoración puede ser un único ojo o varios distribuidos sobre la superficie de la cuenta. Los ojos pueden, a su vez, ser simples o concéntricos empleando varios tonos. En ocasiones esta decoración se combina con otras a base de trazos lineales, en zig-zag, florales, etc. Las cuentas de ojo han sido muy apreciadas durante siglos, y de hecho aún lo son, en las comunidades islámicas y africanas al considerarse poderosos amuletos contra el mal de ojo y atribuírseles importantes propiedades profilácticas y mágicas.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • Cuenta de trueque veneciana...
    • Vendido

    Largo: 26 mm

    Peso: 5 gr

    Diametro: 11 mm

    Unidades: 1

    Precio 24,00 €
    BC1215-654

    Cuenta de trueque de vidrio veneciana de la primera mitad del siglo XIX, realizada mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Este tipo de cuentas se suele catalogar como perteneciente a la categoría de cuentas florales (fiorà o fiorate) debido a que su decoración recuerda a dichos motivos. En particular estas cuentas, con sus características decoración floral y en espiral, se denominan “Lewis & Clark” debido a que estos dos exploradores las llevaban en su famosa expedición que cruzo los Estados Unidos de costa a costa entre 1804 y 1806 para agasajar a los líderes tribales de los territorios que atravesaban.

     

    Medidas: 26mm (largo), 11mm (diámetro).

     

    Usamos el términos “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

     

    La técnica de fabricación de cuentas “a la llama”, o más comúnmente referida como “lamp work”, es una de las principales técnicas de trabajo del vidrio. Las cuentas realizadas empleando esta técnica se fabricaban utilizando varas de vidrio que eran calentadas hasta temperaturas en torno a los 1000 ºC, mediante el uso antiguamente de lámparas alimentadas por aceite o sebo y hoy en día por sopletes, que eran enrolladas a una vara de acero cubierta de un material refractario que evitaba que el vidrio fundido se pegara al metal. Las cuentas así obtenidas podían ser decoradas posteriormente utilizando la misma técnica de lamp work mediante la aplicación en su superficie de secciones de varas de vidrio de diferentes colores para formar intrincados y multicolores patrones en una casi infinita variedad de diseños que hacía de cada cuenta un ejemplo único.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 3 Cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 34 mm

    Peso: 8 gr

    Diametro: 14 mm

    Unidades: 3

    Precio 39,00 €
    BC1215-653

    Simplemente fascinantes. Así son estas tres cuentas de trueque venecianas de la primera mitad del siglo XIX mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Su decoración floral, que les da el nombre, se distribuye en una cautivadora combinación de alegres colores. Dos de ellas sobre un cuerpo de vidrio rojo translúcido que permite adivinar un cuerpo central blanco (white heart) y la central sobre vidrio translucido. Muy escasas y raras de encontrar.

    Medidas aproximadas (cuenta central): largo: 12mm, diámetro: 14mm.

     

    Las cuentas de trueque venecianas fiorate o fiorà son cuentas de vidrio, usualmente redondas u ovales, cuya principal característica es la atractiva y colorida decoración floral que presentan y que fueron utilizadas durante siglos en el comercio de trueque en África. Elaboradas principalmente empleando la técnica “a la llama” (lamp work) muestran una exuberante decoración donde los colores se superponen para formar atractivos y multicolores motivos decorativos florales y vegetales que se distribuyen sobre la superficie de la cuenta en forma de pluma (feather), de lazadas que recuerdan pajaritas (bow tie), ramilletes, puntos (dotted) en espiral (entre ellas, las famosas Lewis & Clark en referencia a los dos exploradores que las utilizaron por primera vez en el comercio con las tribus locales en su expedición que, en los primeros años del siglo XIX les llevó de la costa este a la oeste de los Estados Unidos), decoración lineal, de filigrana, etc. Fueron producidas principalmente desde principios del siglo XIX.

    Usamos el términos “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

     

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 4 Cuentas de trueque...

    Largo: 44 mm

    Peso: 10 gr

    Diametro: 14

    Unidades: 4

    Precio 48,00 €
    BC1215-652

    Cuatro alegres cuentas de trueque venecianas “fiorà” fabricadas en la primera mitad del siglo XIX mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Su denominación responde a su decoración multicolor que combina motivos florales y vegetales a base de puntos, trazos que recuerdan plumas, etc. El cuerpo de las cuentas es de vidrio negro opaco, sobre el que se distribuye la decoración floral en relieve.

    Medidas aproximadas (cuenta más grande): largo: 12mm, diámetro: 14mm.

    Las cuentas de trueque venecianas fiorate o fiorà son cuentas de vidrio, usualmente redondas u ovales, cuya principal característica es la atractiva y colorida decoración floral que presentan y que fueron utilizadas durante siglos en el comercio de trueque en África. Elaboradas principalmente empleando la técnica “a la llama” (lamp work) muestran una exuberante decoración donde los colores se superponen para formar atractivos y multicolores motivos decorativos florales y vegetales que se distribuyen sobre la superficie de la cuenta en forma de pluma (feather), de lazadas que recuerdan pajaritas (bow tie), ramilletes, puntos (dotted) en espiral (entre ellas, las famosas Lewis & Clark en referencia a los dos exploradores que las utilizaron por primera vez en el comercio con las tribus locales en su expedición que, en los primeros años del siglo XIX les llevó de la costa este a la oeste de los Estados Unidos), decoración lineal, de filigrana, etc. Fueron producidas principalmente desde principios del siglo XIX.

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • 5 Cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 85 mm

    Peso: 15 gr

    Diametro: 10 mm

    Unidades: 5

    Precio 60,00 €
    BC1215-651

    Estas originales cuentas de trueque venecianas de vidrio fueron fabricadas mediante la técnica denominada “a la llama” (lamp work) a mediados del siglo XIX. Su decoración combina trazos lineales que van conformando cuadrículas y pequeños lunares u ojos, de ahí que puedan catalogarse comoi cuentas de “ojo” (eye beads). La característica cuadrícula, junto a los citados ojos, le han ganado en el comercio la denominación de cuentas “piña” (pineapple) ya que, de alguna forma, recuerdan la piel de esta fruta. El cuerpo de la cuenta es de color verde oscuro y sobre él de disponen franjas de tonos blancos y rosados. El resultado es tan vistoso y divertido como el que ven.

    Medidas de la cuenta central: 17mm (largo), 10mm (diámetro).

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    Las cuentas de trueque de vidrio de “ojo” o “eye beads” tienen como característica su decoración con motivos circulares que recuerdan a ojos y que se realiza utilizando las técnicas “a la llama” (lamp work), mosaico o mediante inserciones (inset) practicadas en la superficie de la cuenta. Entre los mejores ejemplos de este tipo de cuentas se hallan las de cuentas islámicas con este motivo decorativo, principalmente en tonos azules y verdes, así como las cuentas venecianas con este motivo (skunk). La decoración puede ser un único ojo o varios distribuidos sobre la superficie de la cuenta. Los ojos pueden, a su vez, ser simples o concéntricos empleando varios tonos. En ocasiones esta decoración se combina con otras a base de trazos lineales, en zig-zag, florales, etc. Las cuentas de ojo han sido muy apreciadas durante siglos, y de hecho aún lo son, en las comunidades islámicas y africanas al considerarse poderosos amuletos contra el mal de ojo y atribuírseles importantes propiedades profilácticas y mágicas.

    La técnica de fabricación de cuentas “a la llama”, o más comúnmente referida como “lamp work”, es una de las principales técnicas de trabajo del vidrio. Las cuentas realizadas empleando esta técnica se fabricaban utilizando varas de vidrio que eran calentadas hasta temperaturas en torno a los 1000 ºC, mediante el uso antiguamente de lámparas alimentadas por aceite o sebo y hoy en día por sopletes, que eran enrolladas a una vara de acero cubierta de un material refractario que evitaba que el vidrio fundido se pegara al metal. Las cuentas así obtenidas podían ser decoradas posteriormente utilizando la misma técnica de lamp work mediante la aplicación en su superficie de secciones de varas de vidrio de diferentes colores para formar intrincados y multicolores patrones en una casi infinita variedad de diseños que hacía de cada cuenta un ejemplo único.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • 9 Cuentas de trueque...
    • Vendido

    Largo: 97 mm

    Peso: 27 gr

    Diametro: 14 mm

    Unidades: 9

    Precio 108,00 €
    BC1215-650

    Conjunto de nueve soberbias cuentas de trueque venecianas de la primera mitad del siglo XIX fabricadas empleando la técnica denominada “a la llama” (lamp work). El nombre les viene de su decoración que, empleando una cautivadora combinación de colores y motivos, nos traen a la cabeza flores y elementos vegetales que bien pudo encontrar Alicia en su visita al País de las Maravillas. El cuerpo central de las cuentas es de un bonito color verde oscuro o negro.

    Medidas aproximadas (cuenta más grande): 12mm x 14 mm.

    Las cuentas de trueque venecianas fiorate o fiorà son cuentas de vidrio, usualmente redondas u ovales, cuya principal característica es la atractiva y colorida decoración floral que presentan y que fueron utilizadas durante siglos en el comercio de trueque en África. Elaboradas principalmente empleando la técnica “a la llama” (lamp work) muestran una exuberante decoración donde los colores se superponen para formar atractivos y multicolores motivos decorativos florales y vegetales que se distribuyen sobre la superficie de la cuenta en forma de pluma (feather), de lazadas que recuerdan pajarotas (bow tie), ramilletes, puntos (dotted) en espiral (entre ellas, las famosas Lewis & Clark en referencia a los dos exploradores que las utilizaron por primera vez en el comercio con las tribus locales en su expedición que, en los primeros años del siglo XIX les llevó de la costa este a la oeste de los Estados Unidos), decoración lineal, de filigrana, etc. Fueron producidas principalmente a desde principios del siglo XIX.

    Usamos el términos “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente.

     

    La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Vendido
  • Sarta de cuentas de trueque...

    Largo: 108 cm

    Peso: 302 gr

    Color: Negro

    Unidades: 68

    Precio 265,00 €
    AC0616-638

    Magnifica sarta de sesenta y ocho cuentas de trueque bicónicas, la mayor parte de ellas son del tipo “de ojo” inspiradas en las mucho más antiguas cuentas islámicas, y cinco de ellas con decoración lineal comúnmente denominadas “King beads” o también, localmente, como cuentas Gololo. Fabricadas en talleres venecianos a mediados del siglo XIX utilizando la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Estas cuentas alcanzaron una gran importancia en el comercio del oro en África.

     

    La cuenta mayor mide 16mm de largo por 23mm de diámetro y la menor 10mm por 12mm.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    La técnica de fabricación de cuentas “a la llama”, o más comúnmente referida como “lamp work”, es una de las principales técnicas de trabajo del vidrio. Las cuentas realizadas empleando esta técnica se fabricaban utilizando varas de vidrio que eran calentadas hasta temperaturas en torno a los 1000 ºC, mediante el uso antiguamente de lámparas alimentadas por aceite o sebo y hoy en día por sopletes, que eran enrolladas a una vara de acero cubierta de un material refractario que evitaba que el vidrio fundido se pegara al metal. Las cuentas así obtenidas podían ser decoradas posteriormente utilizando la misma técnica de lamp work mediante la aplicación en su superficie de secciones de varas de vidrio de diferentes colores para formar intrincados y multicolores patrones en una casi infinita variedad de diseños que hacía de cada cuenta un ejemplo único.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • Sarta de cuentas de trueque...

    Largo: 105 cm

    Peso: 407 gr

    Color: Amarillo

    Unidades: 57

    Precio 265,00 €
    AC0616-637

    Preciosa sarta de cincuenta y siete cuentas de trueque bicónicas, comúnmente denominadas “King beads” o también, localmente, como cuentas Gololo. Fueron fabricadas en talleres venecianos a partir de mediados del siglo XIX utilizando la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Los artesanos fabricaron una importante variedad de cuentas de esta clase en las que sobre un cuerpo bicónico, generalmente de vidrio opaco de color negro, amarillo, verde o granate se distribuían decoración lineal en una atractiva decoración de colores. Estas cuentas alcanzaron una gran importancia en el comercio del oro en África.

     

    La cuenta mayor mide 20mm de largo por 22mm de diámetro y la menor 12mm por 13mm.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    La técnica de fabricación de cuentas “a la llama”, o más comúnmente referida como “lamp work”, es una de las principales técnicas de trabajo del vidrio. Las cuentas realizadas empleando esta técnica se fabricaban utilizando varas de vidrio que eran calentadas hasta temperaturas en torno a los 1000 ºC, mediante el uso antiguamente de lámparas alimentadas por aceite o sebo y hoy en día por sopletes, que eran enrolladas a una vara de acero cubierta de un material refractario que evitaba que el vidrio fundido se pegara al metal. Las cuentas así obtenidas podían ser decoradas posteriormente utilizando la misma técnica de lamp work mediante la aplicación en su superficie de secciones de varas de vidrio de diferentes colores para formar intrincados y multicolores patrones en una casi infinita variedad de diseños que hacía de cada cuenta un ejemplo único.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • Sarta de cuentas de trueque...

    Largo: 108 cm

    Peso: 327 gr

    Color: Verde

    Unidades: 63

    Precio 265,00 €
    AC0616-636

    Preciosa sarta de sesenta y tres cuentas de trueque bicónicas, comúnmente denominadas “King beads” o también, localmente, como cuentas Gololo. Fueron fabricadas en talleres venecianos a partir de mediados del siglo XIX utilizando la técnica denominada “a la llama” (lamp work). Los artesanos fabricaron una importante variedad de cuentas de esta clase en las que sobre un cuerpo bicónico, generalmente de vidrio opaco de color negro, amarillo, verde o granate se distribuían decoración lineal en una atractiva decoración de colores. Estas cuentas alcanzaron una gran importancia en el comercio del oro en África.

     

    La cuenta mayor mide 16mm de largo por 18mm de diámetro y la menor 12mm por 12mm.

     

    Usamos el término “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc. y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción de en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    La técnica de fabricación de cuentas “a la llama”, o más comúnmente referida como “lamp work”, es una de las principales técnicas de trabajo del vidrio. Las cuentas realizadas empleando esta técnica se fabricaban utilizando varas de vidrio que eran calentadas hasta temperaturas en torno a los 1000 ºC, mediante el uso antiguamente de lámparas alimentadas por aceite o sebo y hoy en día por sopletes, que eran enrolladas a una vara de acero cubierta de un material refractario que evitaba que el vidrio fundido se pegara al metal. Las cuentas así obtenidas podían ser decoradas posteriormente utilizando la misma técnica de lamp work mediante la aplicación en su superficie de secciones de varas de vidrio de diferentes colores para formar intrincados y multicolores patrones en una casi infinita variedad de diseños que hacía de cada cuenta un ejemplo único.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • Sarta cuentas venecianas de...

    Largo: 69 cm

    Peso: 185 gr

    Unidades: 56

    Precio 560,00 €
    AC0616-635

    Fantástica colección de cincuenta y seis cuentas de vidrio rosetta o chevron de dos, tres y cuatro capas con lineas externas insertadas de dos y tres colores y en algunos casos acabadas con una capa final de vidrio transparente. Estás cuentas fueron fabricadas en Venecia desde principios del SXIX y habrían sido empleadas en África Occidental en el comercio de oro y aceite de palma.

     

    La mayor de las cuentas mide 17mm de diámetro y 15 de largo y la menor 8x8mm

     

    Las cuentas de trueque chevron son, sin lugar a dudas, las primeras de origen europeo que se utilizaron en el comercio en África, tan pronto como en el siglo XV. Presentan una muy característica decoración estrellada o en forma de “rosetas” que se obtiene empleando un molde con dicha forma en el que se van superponiendo diferentes capas. De esta forma se obtiene una vara que, una vez enfriada, se corta en secciones que, a su vez, se pulen de forma que se se pueden apreciar en sus extremos, y en ocasiones en su superficies, las distintas capas “estrelladas”. Las primeras que se fabricaron lo fueron en la isla veneciana de Murano por el taller Barovier. Los ejemplos más raros suelen alcanzar precios muy altos y muy frecuentemente son descritas por el número de capas que presentan.

    Usamos el términos “cuentas de trueque” para referirnos a las cuentas de vidrio de fabricación europea que fueron utilizadas por los mercaderes y exploradores en el comercio africano desde el siglo XV y durante toda la expansión colonial en ese continente. La historia de las cuentas de trueque en África nos lleva al siglo XV y a la llegada a las costas occidentales de África de los primeros navegantes europeos, principalmente portugueses. Aquéllos descubrieron pronto la fascinación de las poblaciones locales por las cuentas y vieron en ello una oportunidad para el comercio. Entre las cuentas que cautivaron en mayor medida a estas poblaciones se encontraban las de vidrio ya que aún no se habían desarrollado localmente las técnicas necesarias para su elaboración. Ello llevó a una gran demanda local de las bellas y coloridas cuentas de vidrio ofrecidas por los europeos, tales como las cuentas millefiori o chevron venecianas y a que floreciera un gran comercio de trueque de aquéllas por mercancías tales como oro, maderas preciosas, marfil, etc y que incluso llevó a que fuesen empleadas, tristemente, en el comercio de esclavos. La creciente demanda se mantuvo hasta bien entrado el siglo XX y relanzó centros de producción en Europa, como Venecia, cuyas cuentas alcanzaron una enorme popularidad y que las hizo muy cotizadas.

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock
  • Antigua placa Bereber plata

    Diametro: 50 mm

    Precio 39,00 €
    MA0905-740

    Preciosa placa antigua bereber marroquí de plata con decoración grabada. Este tipo de placas se utilizaban normalmente cosidas a textiles o de cuero para decorar bandas frontales a modo de diademas.  

    There are not enough products in stock
    Últimas unidades en stock